El pasado 3 de junio se inauguró el primer Hot Dog Restaurant en Madrid que recupera el origen de los primeros hot dogs nacidos en Coney Island, Nueva York, allá por el año 1867 de la mano de un carnicero llamado Charles Feltman.

El nuevo local nos trae el ambiente de la gran manzana, de paso rápido y agradable. Su creador, José Sela, asegura estar comprometido fielmente con ofrecer un producto de calidad excepcional, basado en el hot dog original neoyorkino. 

 

Comment